A.MONITORIZACION FETAL ANTEPARTO ( Non Stress Test )

Es un método complementario de diagnóstico que forma parte de la rutina del control del embarazo a partir de la semana 36, aunque en embarazos patológicos se la puede realizar desde la semana 32. Se lo efectúa electrónicamente mediante la interpretación del trazado en un papel que detalla el comportamiento del ritmo cardiaco del bebé, los movimientos fetales y las contracciones uterinas en un periodo de tiempo que oscila entre 20 y 40 minutos. El resultado reactivo es indicador de salud fetal permitiéndonos seguir con la evolución del embarazo. Un resultado no reactivo es sospechoso de alguna alteración a nivel de la oxigenación del bebé y es indicativo para realizar pruebas de extensión.