PRUEBAS DE SCREENING

Todos los embarazos tienen un riesgo estimado en 2% - 3% de tener bebés con defectos al nacimiento. Las anomalías cromosómicas constituyen un 10% de estos defectos y la trisomia 21 (Síndrome de Down ) es la más frecuente con 1 por cada 500 embarazos.

Las pruebas no invasivas de screening fueron desarrolladas con el objeto de mejorar el diagnóstico intraútero de anomalías fetales, identificando principalmente aquellas mujeres con alto riesgo de tener un bebé con Síndrome de Down para ofrecerles la posibilidad de acceder a pruebas diagnósticas como la biopsia de vellosidades coriales o la amniocentesis.
PRUEBAS DIAGNOSTICAS

Son técnicas diagnósticas invasivas que nos permiten confirmar con un alto porcentaje de seguridad el estado de salud del bebé en gestación.
PRUEBAS FUNCIONALES