SOPORTE NUTRICIONAL

Durante el embarazo y el período de lactancia, hay un incremento notable de los requerimientos energéticos, protéicos , vitamínicos y minerales por lo que se debe poner énfasis en brindar el aporte nutricional necesario que garantice una salud materna adecuada así como un óptimo crecimiento y desarrollo fetal.

El embarazo constituye una de las etapas de mayor vulnerabilidad nutricional en la vida de la mujer. Una alimentación balanceada, de acuerdo a las recomendaciones dadas por la nutricionista, permite cubrir todas las necesidades nutricionales para garantizar una adecuada salud materna, como un desarrollo y crecimiento fetal óptimo.

Una correcta alimentación en el embarazo permite a la mujer alcanzar una ganancia de peso óptimo durante la gestación, previniendo el desarrollo de enfermedades por deficiencia o exceso de nutrientes como: anemia, obesidad y sobrepeso, diabetes gestacional, preeclampsia, o complicaciones en el recién nacido como: desnutrición, bajo peso y talla al nacer, malformaciones congénitas, entre otras.

Por ello es importante que lleve una guía personalizada con la nutricionista durante su etapa pre y posparto.

DIABETES GESTACIONAL

Es la complicación metabólica más frecuente que se define como el aumento de glucosa en sangre durante el embarazo.

No se sabe exactamente la causa de esta patología pero se afirma que el sobrepeso u obesidad puede acelerar este proceso el mismo que puede conllevar afecciones mayores al bebé como: sufrimiento fetal, muerte intrauterina, entre otras. Por ello es indispensable un tratamiento y/o control dietético eficientes para prevenir mayores complicaciones.

Más información: